Twitter Facebook Youtube

Teco Quiñonez: “todo sacrificio lleva su tiempo, nos enseñan que lo más rápido es lo mejor, pero la paciencia es lo que más tiene precio”

Sencillo desde su apodo, a José Alberto Quiñones, le gusta que le digan “Teco”. Sobrenombre que se ganó desde niño, por sus inicios en el futbol. “El Teco” comenzó en el deporte precisamente en el balompié. Unas pruebas que hizo en el ya desaparecido “Estudiantes Tecos” lo hicieron ganarse ese apodo, que desde entonces lo acompaña. Publicado por: El Tunel Sport / Fotos: Victor Hugo/ Diseño Fotográfico

A su parecer, refleja sencillez y difiere de otros apodos de sus compañeros muy espectaculares, que no encajan con su forma de ser. “Me gusta el teco, porque representa mis raíces, la idea es esa, representar a Tlaltenango, Zacatecas y México” opina el peleador.

Foto: Victor Hugo / Diseño Fotográfico

Sin embargo para él “cualquier deporte que sea lo veo igual”. Encuentra similitudes en el futbol con las artes marciales mixtas, ambos son de contacto y fue su misma habilidad y resistencia a los golpes, lo que lo hizo buscar el deporte a su medida. Así el peleador con apenas 25 años recién cumplidos (28 de julio), se puede jactar de ser participante de “The Ultimate Fighter: Latino América”. “De todos los participantes del reality, era el que tenía menos record, nadie me conocía, fui el que llegué de menos, no tenía nada que perder y todo para mí era ganar”.

Y fue así como logró ser finalista. No obstante, antes de tener los reflectores sobre él, el afiliado a la Alliance MMA reconoce un camino lleno de sacrificios, “nada se me dio, fue un camino bien difícil, empecé en peleas locales, luego ya me expandí un poco”. También identifica la clave para lograr sus objetivos, “todo sacrificio lleva su tiempo, nos enseñan que lo más rápido es lo mejor, pero la paciencia es lo que más tiene precio”, y así trata de enseñarlo a los jóvenes que entrenan en su gimnasio.

Eso, entre muchas cosas, le ha enseñado este deporte. Acepta haber sido un tanto parrandero e incluso llegar a ser un tanto “peleonero”, pero el deporte le ha impuesto otros hábitos “me he formado como deportista y artista marcial, ya no hago coraje con mi rival, al contrario lo respeto”, eso sin contar el hecho de que la disciplina que requiere un atleta de su talla, hace que le consuma prácticamente todo su tiempo y energía.

Como resultado de los sacrificios inminentes de su carrera, como el hecho de estar lejos de su familia, amigos y tierra natal, “el teco” se incluyó a un grupo de los mejores peleadores del mundo, a los cuales considera su familia y a Tijuana su segunda casa. “El idioma del “madrazo” es el lenguaje internacional, no nos entendíamos en palabras pero si en el deporte, somos los mismos” señalo sobre la relación con sus compañeros;“el mundo es un barrio, para mí no hay fronteras” es la visión del zacatecano por la gente que lo rodea, todos iguales, sin importar condición.

Su sencillez y forma de ser, han hecho que José Alberto encaje aquí y allá. Es profeta en su tierra, pero no por ello se olvida de sus raíces, sino al contrario busca que se lleven a lo más alto, transmitiendo el legado. “Se vuelve un estilo de vida y es padre porque lo contagias” platica sobre su comunidad de nuevos amantes y practicantes de este deporte. “Quiero crear más fanáticos, porque el deporte es eso, un espectáculo”. También augura un futuro prometedor para esta disciplina, señalando que hay talentos zacatecanos, de todo género y edades. “Con el tiempo, va creciendo esto poco a poco, es un deporte bueno pero con ganas de evolucionar rápido” menciona, pero que sin embargo, deberá de ser más apoyado, empezando por la ayuda local.

Foto: Victor Hugo/ Diseño Fotográfico

Es importante saber de un profesional con su trayectoria algo que probablemente muchos nos hemos preguntado, ¿existe miedo al subir al octágono?. La respuesta fue afirmativa, a pesar de su experiencia, sigue siendo una cuestión natural, “viene una primera pelea, la pelea interior con tu cabeza; decirle que estamos bien, nos preparamos bien, que lo que venga es bueno y lo que no es un aprendizaje” señala.

Según sus palabras, la primera pelea es mental, pero la segunda a la que se enfrentan se refiere a una cuestión de pura disciplina y constancia, el pesaje. “Es otra batalla bien difícil, en mi caso me mantengo 10 kilos arriba y ya cuando estoy en 5 kilos los bajo de un día a otro y otra vez los vuelvo a subir” comenta a lo que para una persona promedio, parecería imposible, pero que él es algo con lo que tiene que lidiar.

Foto: Victor Hugo/ Diseño Fotográfico

A semanas de haber conseguido su primera victoria en la UFC, al derrotar a Leonardo Morales, en el primer asalto, Teco ya tiene claros sus planes a corto y largo plazo. “Sigo aprendiendo, sigo subiendo mi nivel, busco un mejor físico”, señala, además de que su preparación continuará en zacatecas por el siguiente par de meses, con el fin de pelear en octubre. Contento por estar algunos meses en casa, señala que en su día libre (domingo), trata de despejarse del trabajo y le gusta emprender caminatas, las tardes de videojuego con sus amigos y el cine, de sus películas favoritas SinCity y Sangre por sangre.

A pesar de ello, esto será momentáneo y tiene la determinación de querer enfrentar a peleadores extranjeros, principalmente de Rusia y Brasil y por supuesto, al campeón actual de su disciplina. Seguirá sin duda un camino lleno de sudor, sacrificios y por supuesto triunfos, el objetivo a la mira: ser Campeón del Mundo.